¡Perfectas para complementar cualquier plato! Esta clásicas albóndigas pondrán a repetir más de uno en tu hogar. Se pueden hacer de diferentes carnes también, por lo que te invitamos a probarla.

 

Necesitarás:

 

  • 1 kilo de mero, robalo, pargo o cualquier pescado blanco que prefieras.
  • Ajo en crema, perejil, una cebolla y el zumo de dos limones.
  • 2 cucharadas de pan molido.
  • 3 trozos de azafrán.
  • La yema de dos huevos.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Un trozo pequeño de mantequilla.
  • Media cucharadita de cúrcuma molida.

 

Molemos el pescado con el perejil, ajo, media cebolla, el pan molido, sal y pimienta (el cual usamos para que queden más consistentes). Procedemos a tomar un sartén y calentamos con la mantequilla para sofreír el resto de la cebolla (picada como mas te guste), el ajo, la curcuma y el azafran.

 

Tomamos la mezcla de las albóndigas y le damos forma, nosotros solemos hacerlas pequeñas, las colocamos en la sartén con los demás ingredientes hasta que se cocinen.

 

Para la salsa solo tenemos que batir las yemas con el jugo de limón, sal y una vez que las albóndigas estén listas servirlas con la salsa. Recuerda que por los ingredientes no puedes volver a calentar este platillo.

¡Recuerda compartir esta receta y comentarnos qué les parece!